Las mejores recetas a tu disposición

Filetes rusos en salsa

Esta receta es perfecta para presentar a la familia, ya que es un plato de esos caseros, hechos con amor y mucho mimo, y encima es carne picada, que le gusta a toda la familia.

Desde que se lo puse por primera vez a mis hijos, no han puesto ninguna pega, es más son fans de estos filetes rusos con salsa, y les gustan más que las hamburguesas.

Filetes rusos en salsa

Por supuesto, yo estoy encantada de que coman comida casera en vez de rápida, y la salsa les encanta.

La adición de la miga de pan, la salsa de tomate y la mostaza es perfecto para darle más sabor a la carne. La salsa y las especias transforman un simple filete ruso seco, en todo una delicia.

Además, los ingredientes que se necesitan son muy simples y los puedes encontrar en cualquier sitio.

Ingredientes que vas a necesitar:

Para los filetes rusos:

Para la salsa:

Elaboración paso por paso:

  1. En un bol grande mezclamos todos los ingredientes de los filetes rusos y los amasamos con las manos hasta que se incorporen todos los ingredientes. Dividimos la masa en 4 partes más o menos iguales y las aplastamos.
  2. Calentamos 1 cucharada de aceite de oliva virgen en una sartén a fuego alto, y cuando esté caliente, freímos los filetes por ambos lados, hasta que hayan perdido ese color rosado de la carne cruda.
  3. Cuando ya estén todos los filetes fritos, los sacamos encima de un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  4. En la misma sartén, bajamos la temperatura a fuego bajo, y añadimos la cebolla y la zanahoria picadas muy finamente. Dejamos que se cocinen durante varios minutos hasta que estén tiernas.
  5. En ese momento, añadimos la puntita de harina y removemos para repartirlo. Añadimos un poquito de caldo de carne para que la harina se deshaga y volvemos a remover todo.
  6. Volvemos a añadir los filetes a la sartén y los cubrimos enteros con el caldo de carne. También añadimos 1/3 de botella de vino tinto, la salsa de tomate y la Worcestershire. Removemos todo.
  7. Dejamos que se cocine todo a fuego lento durante por lo menos 1 hora, o hasta que la salsa se haya reducido considerablemente.
  8. Servimos en caliente como segundo plato o acompañado de patatas fritas o verduras.